14 de octubre de 2015

Reseña. Nunca digas nunca | Amy Lab




Título: Nunca digas nunca
Autora: Amy Lab
Editorial:Alfaguara
Saga: No
Número de páginas: 424




La vida de Jacq da un giro trágico e imprevisto cuando pierde a sus padres y se ve obligada a trasladarse a un pueblo de la sierra de Madrid. Mientras trata de reponerse, tendrá que adaptarse a un país que le resulta ajeno y a un grupo de desconocidos, entre ellos, Samuel. Pronto se hará un hueco entre su pandilla e irá ganándose la confianza de todos, excepto la suya. Pero, ¿qué es lo que le ocurre a ese chico? ¿Cuál es la razón de ese haloenigmático que lo envuelve? Jacq no puede evitar hacerse preguntas acerca de este extraño que ahora duerme en la habitación de al lado y por el que empieza a sentir algo que se niega a reconocer. Las tardes en el bar, las risas en el lago y las fiestas nocturnas se convertirán en su día a día, pero tras todo ello se guarda un secreto que todos conocen y que nadie parece querer desvelar. Cada gesto es una señal; cada trozo de pasado, una pista que seguir
y a Jacq se le acaba el tiempo. ¿Será capaz de unir todas las piezas del misterio? ¿Será más fuerte ese fantasma que el amor que comienza a sentir?


No os voy a mentir; Leí este libro porque la portada me parecía preciosa, no porque la sinopsis me llamaba la atención, como siempre hago. Pero fue ver el libro y quedarme embobada con esa portada tan bonita que tiene. La verdad que no me esperaba mucho de este libro pero al final me sorprendió. No es uno de esos libros que dices "¡Qué buen libro!", pero no está mal. 

Jacqueline está pasando por uno de los peores momentos de su vida; sus padres han fallecido y tiene que irse a vivir a España con su tía y su familia, que apenas conoce. En la familia conocerá a Samuel, hijo de una relación pasada de su tío, el cual vive en su mundo y es algo serio, cosa que Jacq al principio no entiende porque es así. Para ir adaptándose a su nueva vida, conocerá a los amigos y amigas de Samuel con los que empezará a crear una muy buena amistad. Pero estos amigos guardan un secreto que Jacq no tardará en averiguar.

El libro está contado en tercera persona y podemos ver la trama contada por tres de los personajes. Esto me ha gustado mucho ya que no solo conocemos la historia de Jacq, si no que nos va contado un poco más acerca de otros dos personajes.  


Respecto a los personajes, están muy bien definidos, y aunque algunos sean secundarios, todos tienen su historia. A Jacq la he terminado cogiendo cariño, ya que al principio de la novela no me convencía mucho, igual que Samuel. La verdad es que había momentos de la historia que no congeniaba con él, era bastante soso y serio, pero cuando cambiaba la verdad que me acabo gustando. Pero sin duda mis dos personajes favoritos han sido Marcos y Sandra. Son mejores amigos y la relación que tienen es preciosa, a pesar de que son muy diferentes.
 

Es una historia muy fresca que contiene amor, amistad y secretos. Podemos ver dos historias de amor en esta novela y tengo que decir que una de ellas no me ha gustando tanto como la otra. La primera la veía un poco extraña, pero la segunda me ha parecido muy bonita y especial. (Si leéis el libro sabréis de lo que hablo, pero no lo pongo por no hacer spoilers).


El secreto es una de las tramas de esta novela. Esta dejará intrigado al lector, pero poco a poco se irá conociendo toda la verdad que esconden nuestros personajes.


En resumen, Nunca digas nunca es un libro que me ha gustado mucho, a pesar de que no me han convencido algunas de las cosas. Es una lectura ágil, que se lee en nada y que, gracias al misterio, consigue enganchar al lector. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada